Hace un año, estábamos en una aventura semejante: elecciones al Consejo Ciudadano Autonómico, la prueba de fuego a la vuelta de la esquina con las Forales, e ilusión, mucha ilusión, con toneladas de ideas para construir un partido sólido y fuerte, dentro y fuera, que aguantara los vientos y mareas que habíamos anunciado en nombre de Podemos.

 Volvemos al punto de partida, pero el camino ha servido para llegar al punto del hoy y ahora, más fuertes y experimentados que en aquel momento.

 Los retos de ayer se han visto aumentados. Tenemos por delante una responsabilidad única de poder aportar a nuestro país ese eslabón que falta para unir el pasado con el futuro repleto de proyectos. Un eslabón construido desde la participación y que se cristaliza en el derecho a decidir.

 El primer paso para ello es poder contar con una dirección y un equipo que materialice la apuesta. Que pueda garantizar esa transición hacia un mundo mejor que legar a las generaciones futuras.

Desde Zurekin se ha iniciado la construcción de ese proyecto de futuro.

mari_cruz

Proyecto del que he decidido participar y aportar mi granito de arena, junto con la gente que quiero, llevando a la práctica las ideas y los valores por los que quiero quieres y queremos luchar.

 Porque sí quiero! Queremos! Zurekin Ahal Dugu!

Share This